Grandes cambios traen obstáculos a lo largo del camino. El que decide salir de su ciudad o su país, para abrir una empresa o comenzar un proyecto nuevo, se encuentra  con diversos desafíos y curvas sinuosas hasta llegar finalmente a su destino soñado.
 
Bueno, en mi caso, en 2013 el destino era Pereira, Colombia, y la carretera que yo debía enfrentar era así:
 
Foto: Jaime Moreno
 
Vivo en Medellín, a sólo 200 kilómetros de Pereira, ciudad donde vive parte de mi familia. Pero el viaje hasta allí dura siete horas o más debido a las malas condiciones de la carretera. A cada curva y envuelta de estómago, yo sólo pensaba: "debe haber una manera más fácil de hacerlo”
 
Y la había. Una pequeña aerolínea era la única que hacía el trayecto de avión en sólo una hora. Pero, al ser desconocida, no se enumeraba en las ofertas de las agencias de viajes locales que yo investigaba por internet.
 
Mi esposa Catalina y yo, descubriendo las aerolíneas pequeñas de Colombia
 
Cuando por fin la encontré, en el éxtasis por mi nuevo descubrimiento, pensé en cuánta gente dejaba de viajar más y mejor por falta de información.
 
La tecnología ayuda a planificar el viaje perfecto, pero son tantas las opciones disponibles, que la experiencia intimida a quien no está acostumbrado a hacerlo. Pensando en esto fue que, hace cinco años, creé Viajala.
 
Viajala es una herramienta facilitadora para cualquier tipo de viajero, pero no sólo eso: también es una comunidad de gente que se ayuda, que se da la mano para viajar cada vez más.
 
Ahora Viajala está cambiando. Para que nuestra misión de ayudar a los viajeros, con el corazón abierto, quede más clara; con colores más vivos y con una marca que se relacione mejor con nosotros y con todos ustedes.
 
 
 
El color violeta transmite la frescura de la nueva marca: creativa, renovada y moderna. El verde expresa nuestros valores de armonía, integración e inclusión.
 
Los principales elementos de la nueva marca también hablan: La V de viajar, de Viajala, que te invita a venir con nosotros; y el Pin insertado en ella, que es el símbolo máximo de los destinos, de las aventuras, de lo que se busca y se encuentra allá afuera.
 
 
El corazón representa nuestra voluntad de ayudar a que todo esto se realice de una manera más fácil: las pasiones, los viajes, los destinos de ensueño.
 
Cuando nuestro corazón se abre, aparecen Pin y Pon, nuestros aliados en esta labor. De ahora en adelante, estos simpáticos personajes serán tus guías dentro de Viajala y harán de todo para que no dejes pasar las mejores ofertas descubiertas aquí.
 
 
En un momento en que el mundo es tan colaborativo entre desconocidos -compartimos coches, casas, comidas, ideas y experiencias-, tiene sentido que las buenas oportunidades de viaje también sean compartidas.
 
Si hoy tú descubres el vuelo más barato en Viajala, es porque ayer alguien lo encontró. Y fuiste tú, con tu búsqueda, quien lo mantuvo activo para otro viajero.
 
Cada búsqueda que se hace alimenta los viajes de otros cientos, miles de viajeros de tu ciudad, de tu comunidad, que están buscando viajar al mismo destino.
 
Aquí dentro, todo se hace con mucho cuidado para que encuentres la mejor manera de organizar tus planes, y visitar a las personas que amas sin frustraciones. Es un lugar seguro porque es hecho por viajeros experimentados: en nuestro sitio, encuentras precios reales de pasajes, encontrados por personas reales, que comparten nuestro amor por viajar.
 

Viajeros ayudando viajeros from viajala on Vimeo.

 
Hace cinco años, sólo queríamos juntar a Medellín y Pereira. Hoy cruzamos las fronteras y conectamos a viajeros de toda América Latina con sus destinos en cualquier parte del mundo.
 
Bienvenidos al mundo. Bienvenidos al nuevo Viajala.
 
Thomas Allier
CEO do Viajala